Senda de los Miradores

Logotipo Senda costera
Logotipo Natura

Deja que tus pasos te guíen por una costa prodigiosa.
Recorre, pasea, emociónate…

Perfil Senda Costera de los Miradores
PULSA PARA DESCARGAR EL TRACK CON LA RUTA

La Senda Costera Miradores de Muros de Nalón discurre por la Zona de Especial Conservación Cabo Busto – Luanco, un entorno litoral de extraordinario valor geológico, ecológico, y paisajístico que forma parte de la Red Natura 2000 de áreas de preservación de la biodiversidad de la Unión Europea.

Caminar por la Senda de los Miradores, que sigue toda la línea costera de Muros de Nalón desde San Esteban en la ribera del Nalón a la Playa de Aguilar atravesando paisajes únicos, es una experiencia única que el viajero no olvidará.

Nuestro recorrido comienza en San Esteban, admirando las construcciones portuarias que son historia del pasado industrial del puerto carbonero y dirigiéndonos por el paseo marítimo hasta la Playas de El Garruncho y La Guardada, las calas de bolos y rocas situadas al oeste del espigón de abrigo del canal de entrada al puerto.

Ahí, junto al área verde de descanso de las playas, la senda asciende a través de un empinado tramo de 420 escalones hasta el Mirador del Espíritu Santo, compensando el esfuerzo las impresionantes vistas de la mar cantábrica a la que rinde sus aguas el Nalón.

Ya desde el mirador y llegando a la ermita, la mirada del senderista descubrirá el Dique Oeste y el Dique Este que protegen la entrada a la ría para volar hacia la Playa de Los Quebrantos, el Playón de Bayas y la Isla de Deva, la más grande de Asturias. En los días más claros, el viajero también podrá divisar la línea de costa hasta el Cabo Peñas.

El camino bien marcado nos llevará hasta el Mirador de La Atalaya, otro sobrecogedor balcón al Cantábrico de la Senda Costera y lugar de parada imprescindible para contemplar la majestuosidad de los acantilados y playas de este bello entorno del paraíso natural, con una gran panorámica de la costa hacia el oeste que termina en el Cabo Vidío. A nuestros pies bajo el acantilado, se dibujarán en el litoral hermosas vistas de las playas de Conchiquina, L ́Atalaya y Cazonera.

¡Asómate a balcones al Mar Cantábrico que no olvidarás!

Puedes iniciar la senda desde cualquier de sus miradores y de ahí iniciar y acabar tus pasos según tu ánimo y fuerzas

¡El paisaje te recompensará!

Este conjunto de playas de bolos y rocas, con alguna zona de arena, tiene un valor geomorfológico y paisajístico inigualable. Por su fuerte oleaje, acceso peligroso y ausencia de servicios no son frecuentadas por bañistas, aunque sí por pescadores o por algunos de los mejores conocedores de este entorno del litoral de Muros de Nalón, que buscan el sosiego y la soledad frente a la mar.

Sobre las paredes de los acantilados que se elevan sobre la playa Cazonera aún se pueden encontrar restos de los artefactos y poleas que se utilizaban antaño para subir el ocle (algas marinas) hasta los campos de la rasa litoral, donde era esparcido para secarse al sol.

Continuando nuestro camino por la senda entre el arbolado y cruzando algunos puentes, nos dirigiremos al refugio y área recreativa situada en la rasa sobre la playa de Las Llanas, desde donde un corto paseo nos acerca al Mirador de Los Glayos en la punta del mismo nombre, probablemente el rincón más espectacular de la Senda Costera, desde donde divisaremos la ensenada de la Playa de Las Llanas e impresionantes vistas de la costa acantilada de Muros de Nalón hasta la Playa de Aguilar, con el puerto de Cudillero en el horizonte.

Desciende y sumérgete en playas de ensueño

Un lugar único para detenerse a disfrutar el momento, observar el vuelo de las aves marinas y fijar en nuestra retina los mágicos colores del prodigioso litoral cantábrico, antes de continuar nuestro paseo por la Senda de los Miradores. Desde aquí iniciaremos un ascenso pronunciado por pista hacia el área recreativa situada en el Alto Las Llanas.

El Mirador del Alto de Las Llanas

Sobre un privilegiado balcón al arenoso oeste de la idílica Playa de Las Llanas, es uno de los mejores lugares para hacer un alto en nuestro camino por la Senda Costera para detenerse a descansar, reponer fuerzas y contemplar las esplendidas vistas del litoral de Muros de Nalón y Cudillero hasta el Cabo Vidío. A la izquierda de nuestra mirada estarían las aisladas calas rocosas de Xan Xun y Rabadugo.

Si continuamos, ya sólo resta ascender unos pocos metros más hacia la zona de El Miradorio, en cuyas inmediaciones se encuentran los restos arqueológicos del Castro del Campón, para continuar ya en un agradable descenso hacia la Playa de Xilo, al abrigo de la Punta El Castiello, y la Playa de Aguilar, el destino (o el inicio) de nuestra ruta.

La Senda de los Miradores de Muros de Nalón está reconocida con el galardón de Sendero Azul que otorga y renueva cada año la Fundación Europea de Educación Ambiental por su contribución a la conservación y divulgación de los valores naturales de la costa asturiana, los servicios al senderista y la señalización interpretativa del entorno.

¡Un reconocimiento al prodigioso litoral del Bajo Nalón!

Logotipo Sendero Azul

Recuerde que se encuentra en un espacio protegido
Cuide la naturaleza, no deje más que sus huellas en el sendero…

  • Siga la senda trazada, evite caminar por atajos para no alterar la vegetación.
  • No perturbe con ruidos el sosiego del ambiente y respete la fauna que aquí habita.
  • Lleve consigo sus residuos y deposítelos en los contenedores de reciclaje que encontrará en las áreas de descanso.
Ortofoto Senda de los Miradores